NOTICIAS del otro lado del Atlántico



El pasado 11 de noviembre, tras más de un año en el astillero, el Estrella abandonó su puerto base de La Rochelle para embarcarse en su primer viaje transatlántico con una tripulación discapacitada





Partido de ida: La Rochelle - Tenerife

Para esta primera etapa, con destino a Tenerife y con un tanque de lastre que negociar, éramos ocho a bordo. El capitán Thierry Normand estaba al timón, asistido por Cyril Samson, que realizó un primer vuelo con éxito, y seis miembros de la tripulación: Cathy, Olivia, Nico, Benjamin, Joël y Victor. A pesar de las condiciones a veces difíciles, de las dificultades de amarre para algunos y de algunos problemas técnicos, el buen humor y el sentido de la palabra nunca abandonaron el barco y todos recordarán esta gran aventura...

¡Encuentre aquí un avance de las imágenes de esta primera etapa!

Un enorme agradecimiento a Valérie Montoriol por este delicioso montaje de vídeo.



La llegada a Tenerife se celebró dignamente y no fue sin emoción que, unos días más tarde, la tripulación se despidiera, ¡dejando sitio a la tripulación de la Grande Traversée!


2ª etapa: Tenerife - Guadalupe

Esta vez fue el capitán Christophe Gireau quien tomó el timón de nuestra Étoile, soltando amarras el 4 de diciembre hacia Cabo Verde y luego hacia Guadalupe.

A bordo, los incondicionales Cathy, Cyril y Joël, presentes desde La Rochelle, a los que se unen Béa, Marc, Thomas, Benoît y Albert.

Un barco completo para este reto humano de 17 días de navegación, con una breve escala en Mindelo.

Y fue el 23 de diciembre, a las 4 de la mañana, cuando el excelente equipo llegó al puerto deportivo de Bas du Fort, en Guadalupe, completando con éxito la primera travesía transatlántica del Estrella Lab con una tripulación discapacitada.

También puedo decir que, por muy tarde o temprano que fuera, la acogida fue calurosa y Olivia, que había venido desde la Francia metropolitana para recibirlos con champán, queso fresco, chocolate y otras cosas con las que sólo se puede soñar después de una larga navegación, derramó una lagrimita.



¡Qué paso para este proyecto que salió de las entrañas de tanta gente!


¡DREAM TEAM, SOCIOS, AMIGOS, GRACIAS POR CREER EN ELLO, NO FUE FÁCIL PERO LO LOGRAMOS!


Y el reto está lejos de terminar.


Después de una regata transatlántica, renovar un barco no es fácil. Y como la mayor parte del equipo se iba de vacaciones, nos pusimos manos a la obra poco a poco como un equipo muy pequeño.

Thomas y Olivia, ambos en silla de ruedas, y Cathy La Guerrière, fiel al trabajo hasta el final (que aún no ha visto, ya que probablemente se quede a bordo hasta la regata transatlántica de vuelta) pusieron todo su empeño.

Ordenar, inventariar los suministros, los cachivaches, pescar información para intentar crear una pequeña red de profesionales de confianza para las reparaciones...

No son exactamente unas vacaciones en el trópico, pero el entorno no está mal, y después del gran cansancio post-transat, tampoco podemos decir que haya sido una tortura.


Cyril Flouard, el nuevo capitán del Estrella, de la Guadalupe a la Martinica, se unió a nosotros. Hemos organizado un pequeño fin de semana en Les Saintes para el año nuevo, para familiarizarnos con el barco, saber dónde están las próximas salidas y probar algunas cosas, como los diferentes sistemas de botadura.

Si el lugar es sencillamente paradisíaco, tuvimos algunas malas sorpresas: el motor de nuestra lancha, a pesar de una revisión antes de salir de La Rochelle, se cayó en el puerto y, al sumergirnos para echar un vistazo al casco, nos dimos cuenta de que nuestra hélice de proa, que ya nos habrá emXxxrdado mucho durante la obra, se atascó en la posición baja 😬.

Y porque si no sería demasiado simple, nuestro fueraborda es un viejo 2 tiempos anticuado, el problema viene del carburador que por supuesto no está disponible aquí como en la Francia continental...

Nuevos problemas que resolver...

¡Ah, la vida de un barco!


Como consuelo, tuvimos un encuentro fortuito con Antoine, capitán del Setis, un viejo aparejo de La Rochelle, que nos había ayudado con la refundición del Estrella. Fue una oportunidad para contarnos nuestras aventuras de travesía.





A la vuelta de Les Saintes, antes de enfrentarnos a nuevos problemas, nos tomamos dos días de vacaciones en Guadalupe y nos encontramos con Albert, un tripulante de la regata transatlántica que se había quedado en la isla. Un pequeño viaje por la carretera de la travesía, almuerzo en Bouillante, baño en Malendure frente a los îlets Pigeon...

Información para los amigos de las ruedas: en esta playa, hay un "tiralo" disponible en la oficina de turismo, para facilitar el lanzamiento.

Se siente bien dejar un poco el barco.





Después, Thomas, tras más de un mes a bordo del Estrella, regresó a la Francia metropolitana, esta vez en avión. ¡Gracias Tom Tom por ser más que un simple chófer para sus damas!


Por desgracia, el Covid y los eventos sociales de aquí han desanimado a muchos a navegar con nosotros en las Antillas 😢.


Pero no nos dejamos desanimar y aprovechamos para conocer a la gente, sobre todo a las asociaciones y clubes náuticos.

Y fue por casualidad que nos topamos con un artículo en la web que contactamos y conocimos a Bruno Kancel, presidente de la liga de vela de Guadalupe, gracias a quien Olivia pudo probar uno de los pequeños barcos de la recién inaugurada base de vela para discapacitados en Bergevin.

Una iniciativa apoyada por la FFV, la asociación "La Mer pour Tous" de Luc Coquelin y el Rotary Club de Guadalupe, están equipados con 6 pequeños veleros especialmente diseñados para un manejo rápido, incluso para los no iniciados y las personas con discapacidad. Para dirigirlo, un pedal o un volante, según sus necesidades, y dos velas para impulsarlo.




Obviamente hizo reír a Olivia, que no había navegado en barcos pequeños desde sus lecciones de optimismo cuando era niña... Seguro que será un cambio respecto a los 97m2 de la gran vela del Estrella.


"Me sentí como si estuviera jugando a Mario Kart, es una sensación realmente fantástica y ¡puede ser muy resbaladizo! Aunque es rápido cogerle el truco, todavía me las arreglé para meter la pata un cierto número de veces ahah. Es mucho trabajo. En cualquier caso, es una gran iniciativa y sería estupendo, por qué no, poner en marcha una acción común. "


Una cosa llevó a la otra y nos enteramos de una pequeña regata amistosa organizada por el club Banane y pensamos que sería una buena oportunidad para conocer a los regatistas locales.

Si el viento decidió ir a otra parte de la regata, nos habrá permitido, un poco más tarde, volver a poner en acción nuestro magnífico spinnaker, para gran alegría de la tripulación del día, entre la que se encontraba Pascal L'Etang, presidente de la asociación "La Mer pour Tous".



Así que nos jugamos el tiempo en el islote de Gosier: almuerzo soleado, baño, regreso con spinnaker a la primera luz del atardecer... ¡La dura vida!

Gracias a La Banane y a Bruno Kancel, ¡esperando poder hacerlo de nuevo con un poco más de aire y las láminas del ala fuera!

Y gracias a la tripulación del día por vuestro buen humor y participación en las maniobras, un placer teneros a bordo 🥰




De vuelta a la marina y a los problemas por resolver, a veces con grandes días de desánimo. No siempre es fácil ver el final y no es fácil ver la cancelación de cruceros... Pero eso forma parte del juego y hay que mantener el rumbo.


Así que repetimos el dicho del bueno de Churchill: el éxito es ir de fracaso en fracaso sin perder el entusiasmo.


Y mantienes tu entusiasmo, gracias a la solidaridad de las personas que conoces aquí.


Ahí está Didier, un amigo buzo y productor de cúrcuma (¡buena historia la que viene, ya la contaremos!) que intentó ayudarnos con esta historia de la hélice con su bloque de buceo. No llegamos al fondo del asunto, pero lo haremos.

Nos presentó a Olivier, un amigo experto en todo lo relacionado con la mecánica, pero no sólo, que nos ayudó a recuperar muchas cosas.

Y gracias a él conseguimos nuestro primer artículo en el semanario Nouvelle Semaine. Bueno, el periodista se confundió un poco pero el mensaje llegó.





Ahí está Anthony, viviendo a bordo de su orgulloso Theta Volantis (que por cierto es el nombre de una estrella ;-) ) que compró por 3000 dólares en San Martín, cuando acababa de ser reflotado tras dos meses y medio bajo el agua... Al lado de eso, el astillero Estrella es sólo un pedazo de chatarra. Una historia valiente de un barco como los que nos gustan y que refuerza la idea de no rendirse...

Cuando se enteró de nuestro problema con el fueraborda, se ofreció a prestarnos su 15 HP de repuesto... No es adecuado para nuestro pequeño y cansado bote, pero el gesto nos emocionó mucho.


Ahí está Isa, aficionada al barranquismo, la vela y el yoga, que pasó un día con nosotros en su coche, llevándonos por toda la zona industrial de Jarry en busca de asociaciones y piezas de motor. Luego, en busca de Fred, un mecánico pescador del que oímos hablar de boca en boca, tal vez pueda encontrar un carburador...

Nos acogió durante dos noches en su agradable casa de Petit Bourg, con un breve paseo por el bosque al inicio de la caminata de las cataratas de Moreau. Perfecto para una pequeña foto de la naturaleza y un accesorio perfecto para el sillón.

Gracias Isa por esta pequeña cámara de descompresión y gracias por el taller para transformar calabazas en ensaladeras y luces para el barco ;-)


Bruno Kancel nos puso en contacto con gente, en concreto con Bruno Corre, del club Banane, e increíblemente pero cierto, bastó una llamada telefónica para que viniera a prestarnos un motor de 6 CV que acababa de ser revisado. Si no resuelve el problema a largo plazo, ¡nos ahorra literalmente el viaje a La Martinica! Gracias, gracias 🙏🙏


Y los vecinos de los pontones, la gente que pasa a vernos y los increíbles cielos que nos ofrece la naturaleza...


Así que no nos rendimos, buscamos soluciones y preparamos el Estrella para recibir a Jean-Michel, Franck y Bernard el próximo martes para izar las velas hacia Martinica.

Y puedo decir que no podemos esperar.





¿Pero sabes lo que realmente nos gustaría?

Más allá de encontrarnos un gran patrocinador o mecenas jaja 😂


ES QUE VIENES A NAVEGAR EN LAS INDIAS OCCIDENTALES!!! 😀😀


Así que coged vuestras agendas, vuestros correos electrónicos, vuestros teléfonos, ¡los billetes de avión van a bajar! 🛫⇢🏝⛵️


Cruceros de 10 días, de una semana, de fin de semana, de un día... ¡Nos adaptamos a sus deseos!













0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo